¡Qué bello es todo lo que nos rodea!

Cuando nos dicen que se puede ser feliz con las cosas sencillas y simples…

Se refieren a que aprendamos a dirigir nuestros pensamientos hacia las cosas bellas que existe a tu rededor.

Y podamos así, estimular la corteza cerebral para que se produzcan las sustancias que nos harán sentir bienestar, paz, amor y felicidad.

La constancia de esta sencilla y exitosa práctica nos dará como resultado, salud mental y por ende favorecerá la salud emocional y física.

Como dicen por ahí…

¡No te claves en las cosas desagradables, piénsalas solo un ratito y suéltalas!

¡Ahora voltea y mira lo bello y si es posible, contempla lo bello!

Así tu mente tendrá claridad y salud para encontrar respuestas y soluciones benéficas a lo que parecías no encontrar.

¡Vamos! ¡A lo que sigue!

Mayra Sáinz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *